jueves, 27 de marzo de 2014

Hola!

   Los cambios que se intentan producir en el sistema de domiciliación bancaria, nos están dando verdaderos quebraderos de cabeza. 
   Y hay algunos clientes que me preguntan la "validez" de las excusas que les ponen sus entidades bancarias para NO ACEPTAR el cambio que el mismo cliente solicita.
   He oído de todo. Algunas son, la verdad, chistes.
   Por eso, he solicitado a Gerencia un comentario sobre este tema, y esto es lo que me ha pasado.
   Espero que sirva para aclarar algo la situación.
   Un abrazo a todos!




ADEUDOS DOMICILIADOS: El cambio al nuevo sistema SEPA.


     SEPA ( Single Euro Payments Area )

El 1 de febrero de 2014 era la fecha límite para migrar los sistemas de pago por transferencia y adeudos domiciliados al sistema SEPA; este proceso se inició en 2008 y afecta a toda la zona Euro.

Los objetivos de este sistema son la normalización de los pagos en euros, establecimiento de competencia financiera mediante un mayor número de competidores, reducción de los costes del dinero electrónico, reducción de dinero en efectivo y el aumento de dinero electrónico. El mayor beneficiario del cambio son los estados, por el control que adquieren sobre las transacciones, y los usuarios por el abaratamiento de los costes y la ampliación de la oferta bancaria.

Lamentablemente, muchos bancos españoles se han tomado esta fecha como la fecha inicial para empezar a cambiar los procesos técnicos, y como se dice popularmente, “les ha pillado el toro”. Parece ser que algunos han pedido aplazamiento hasta el verano para introducir la norma, y por lo que estamos viendo, la mayoría siguen “en babia” con respecto a este sistema. En el fondo, y como veremos a continuación, hay una resistencia al cambio por las implicaciones que conlleva[1].


        Modelos de pago

La norma SEPA establece dos tipos de adeudos domiciliados: CORE y B2B

   CORE

Viene a ser como el sistema de Cuadernos 19 y 58 que se venía aplicando hasta ahora. Está pensado para particulares y pequeñas cantidades de dinero ( clubs de amigos, asociaciones, comunidades de vecinos, etc ). Permite devolver los recibos hasta 13 meses después de haberse girado.  Evidentemente, las empresas no podemos trabajar con este riesgo.

   B2B

Este sistema esta pensado para profesionales y empresas. Esquemáticamente y muy simplificado, así funciona el proceso:

1.     La empresa emisora ( Verdnatura, en nuestro caso ) envía la remesa de recibos al banco, al menos 3 días antes del vencimiento.

2.     El banco pide autorización a su cliente para cargar el recibo en la cuenta.
Este es uno de los puntos más controvertidos. La forma en que el banco pide esta autorización se la están inventando “sobre la marcha”. Algunos llaman por teléfono, otros piden a su cliente que vaya a firmar personalmente la autorización al banco “cada vez”, otros piden que firme el cliente una autorización “para siempre” y así no tener que volver a molestarse en llamar…. etc, etc.

  3.     Si el cliente autoriza el cargo en cuenta, el día del vencimiento se retira el dinero y este proceso es irreversible[2]




    Resistencia por parte de los bancos españoles

¿ Cuál es la causa, más allá de la desidia[3], que justifica esta ralentización por parte de los bancos para entrar en el proceso ?

Personalmente ( no tengo pruebas de ello, por tanto no puedo asegurarlo ) creo que a los bancos les resulta muy útil la capacidad de devolver recibos de sus clientes, por varios motivos:

        Si un cliente tiene un saldo deudor en el banco ( debe un préstamo, o una hipoteca, solicita Concurso de Acreedores.. ) y no puede hacer frente a los pagos, el banco puede devolver los últimos recibos, cobrando él mismo la deuda y dejando a los otros acreedores con la deuda pendiente
        El banco no necesita controlar los cargos que se realizan en la cuenta de su cliente. Acepta todo lo que le llega, y si el cliente protesta, entonces devuelve el recibo.


El link para dudas y ampliación de información:
http://www.sepaesp.es/sepa/es/





[1] Las inversiones tecnológicas que deben acometer los intermediarios financieros para acometer el cambio son elevadas y muchas entidades, sobre todo las más pequeñas, se han mostrado reticentes porque hasta ahora han obtenido cuantiosos beneficios derivados de las comisiones financieras que supone el sistema existente.
[1]
[1]Con la SEPA, los grandes bancos e intermediarios de medios de pago contemplan la eliminación de los aranceles regionales como una ventaja para su posible expansión, mientras que las entidades pequeñas, temen que sus mercados locales sean invadidos por la competencia exterior.
[2] exactamente igual de irreversible que una transferencia o un cheque, por ejemplo.

[3] el “pasotismo” a la hora de aplicar la normativa europea espero que derive en una denuncia ante los tribunales de Bruselas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario